domingo, 29 de abril de 2012

Japón día 1 - Viaje a Kyoto



Ya estoy de nuevo en Japón, concretamente en Kyoto, como la otra vez lo primero que he hecho nada más llegar ha sido venirme hasta la antigua capital de Japón. Pero empezaré por el principio, esto es, la noche del viernes que salí con algunos asshaitas a ver "Los vengadores" y que nos gustó mucho, como fuímos a la sesión de las 23:00h cuando salimos ya era la 1:30h, además como luego nos quedamos tomando algo, pues terminaba llegando a casa a eso de las dos y pico, la alarma la tenía puesta para las 3:35, así que me pareció una tonteria tumbarme, además tenía que encontrar un par de cosas que se me habían pasado. Al final, la más importante, la Suica apareció, y la otra la dejé por vagancia, más que nada y porque tampoco me iba a servir de mucho más una guía pequeña de Tokyo que tengo, cuando me he traído la lonely planet grande de Japón.

Así que tras una duchita me dirigí con tiempo suficiente al aeropuerto, más que nada, porque el vuelo salía a las 6:00h y cuando llegué eran las 4:15h, así que, sí, tiempo de sobra a pesar de que me sorprendió mucho la cola que había en el mostrador de facturación, pero bueno, fue bastante rápido y tras 15 minutos de cola estaba delante del mostrado entregando el pasaporte y la flying blue. Me comprueba los datos y pido a ver si me pueden dar una salida de emergencia en el segundo tramo, me dice que lo va a consultar pe

ro que cree que es pagando en el mostrador. No pasa nada, seguimos... pero no, parece que hay un problema con el billete, tiene un localizador, pero dos números de billete diferente, con lo cual no me pueden sacar la tarjeta de embarque del FCO-NRT, además la del mostrador de venta de billetes no está muy por la labor, cosa que ya me temía, porque Alitalia no tiene personal propio en Barajas, si no que la venta la llevan KLM-Air France y el sistema difiere del de ellos y no han puesto demasiado empeño en aprenderlo, con lo cual desde facturación llamando para ver si era capaz de anular uno de los billetes y darme otro... tras media hora delante del mostrador de facturación parece ser que ya está solucionado el tema, pero como ha ido pasando gente por el resto de mostradores para facturar el primer tramo MAD-FCO pues al final casi me quedo sin sitio, pero a cambio, me hacen un upgrade a Business en ese primer tramo y luego al llegar a Roma tengo que ir al mostrador de tránsitos a pedir la tarjeta de embarque del segundo vuelo.

El resto del viaje a Roma no tuvo mayor historia, la business en ese tramo se diferencia poco de la economy, pero bueno, nos dieron un desayuno bastante apañadete y tenía algo más de espacio para las piernas. En Roma nos dejaron en remoto y nos llevaron en jardinera hasta la terminal, allí al llegar al edificio de donde salia mi vuelo solicité la tarjeta de embarque, con salida de emergencia, pero en el medio... no me gustaba demasiado, todo hay que decirlo.

´Tras hacer tiempo, tenía tres horas de tránsito en Roma, comienza el embarque y me voy a mi sitio. No me gusta nada, así que como el avión va medio vacio me cambio de fila a una donde tengo ventanilla y los dos asientos al lado libres, con lo cual me he podido tumbar y he dormido unas cinco horas del viaje, que no está mal, porque eran 11 horas de vuelo, que se podían hacer muy largas, luego he visto "La chica del dragón tatuado" y "Sherlock Holmes 2" así que el vuelo no se ha hecho largo. Lo que si tengo que decir es que en Alitalia han cambiado la business, que está muy chula y que iba vacia y que podían hacer lo mismo con la economy, porque mi asiento el cabezal se salia y en el delante la parte de atrás estaba rota y se descolgaba al abrir la bandeja, no tienen mucha importancia, pero dan sensación de dejadez, lo que si era más grave es que no funcionase el sistema de cisterna en uno de los baños...


A las 6:20h llegabamos a Narita, en hora y todo ha ido muy rápido, en inmigración no había nadie y cuando hemos salido ya teníamos nuestras maletas, ha estado muy bien, a años luz de yankeelandia. Así que tras pasar por la oficina de cambio y comprar yenes al mostrador de JR East a cambiar el vale del JR Pass por el JR Pass. Esta vez no ha sido en la oficina, como era muy pronto aún no estaba abierta así que ha sido en el propio mostrador de venta de billetes. Una vez realizado el cambio, te dan el billete a donde quieras ir, más que nada porque Narita Express es reservado, así que tienes que tener asiento o no viajas. El caso es que al ir a Kyoto, me han dado unNarita-Shinagawa en el N'Ex y luego billete para el Hikari 507 dirección Shin-Osaka para llegar hasta Kyoto.

El N'Ex ya no tiene dos tipos de trenes como en el 2010, ahora son todos E253 Series y son muy comodos, además de nuevos, bueno, aquí todo da la sensación de nuevo hasta lo más viejo, cuidan las cosas que da gusto. El cambio en Shinagawa es mucho más comodo que en Tokyo, la otra vez ya lo hicimos así. Como tenía tiempo hasta que llegase mi tren he hecho alguna fotillo a los trenes, aunque como tenía bastante hambre dejé un poco las fotos y me compré un sandwich para meter algo en el estómago.


El tren pensaba que iba a ser un N700, pero al final ha sido un 700, así que todavía me queda por probar el N700. La otra vez tuve la misma sensación en el shinkansen los asientos son muy bajitos, el caso es que a eso de las 12:30h llegaba a Kyoto y directamente al ryokan, que está a escasos 10 minutos de la estación.

En el ryokan hasta las 15:00h no se dan las habitaciones, así que, aunque no me ha molado demasiado, necesitaba una ducha y descansar algo, he salido decidido a aprovechar el tiempo y lo primero ha sido comer. Al igual que la otra vez he parado en un sitio en el que por 4€ te dan un plato de arroz con carne, sopa de miso, ensalada y te y terminas lleno. Después de recargar energía me he ido a ver los templos que tenía como complemento en el planning, pero tras pensar entre los tres, me he decido por el Nishi Hoganji y el Toji, dejando para otro momento el Sanjusangendo, porque estaba más apartado de los otros dos.

El Nishi Hoganji no me ha molado especialmente, son impresionantes las estructuras de madera, pero poco más, el árbol de la entrada es impresionante, a saber la de años que tiene, pero es inmenso y luego las lamparas estaban chulas, por lo demás, poco que contar, ha sido corta la visita.


De camino al Toji me he encontrado con una especie de procesión, salvando las distancias, claro, iba una furgoneta delante con uno golpeando un tambor tradicional y detrás iba un buen grupo de gente que llevaban una especie de carroza. El caso es que parece que había varias, porque un poco más adelante me encontré con otros y luego a la salida había otros, aunque no se si eran los mismos o un tercer grupo.

El Toji si que ha merecido la pena, 800Y la entrada, y consiste en dos pabellones grandes y una pagoda de cinco plantas, la más alta de Japón y a la que se puede entrar en la planta de abajo y es impresionante, primero por el pilar central y segundo los grabados y pinturas son preciosos, el único "pero" que no se podían hacer fotos, lo mismo que en los pabellones que estaban llenos de imagenes de buda. Completando a estos tres elementos hay un jardón, donde he visto un grulla y me parece que si la otra vez llegué pronto para el Shakura, esta vez llego un pelín tarde, porque casi todas las hojas de los cerezos están por el suelo. El caso es que el jarín, aún así está muy chulo y, aunque no es muy grande, tiene algunos de los elementos típícos de los jardines japoneses, las farolas, las carpas y el agua, claro. Además los cuidan mucho, había dos jardineros con una hazadilla pequeña dandóle que te pego. Como ya era la hora me he vuelto al Ryokan a descansar un poco y ducharme.
Después he salido un poco a dar un paseo, porque era pronto para acostarse y he estado en un par de almacenes inmesos donde tienen de todo, sobre todo eletrónica y luego me he ido a cenar a eso de las 20:00h a la estación, como la otra vez. Al ir en horario japonés he visto una cosa que me perdí la vez anterior, que íbamos bastante más tarde y es que la gente hace cola para entrar y fuera tienen una fila de asientos, así que la gente se sienta y según se van liberando, pasan a ocuparlos, vamos, lo más normal del mundo, pero no deja de ser curioso que se respete así la cola en vez de preguntar quien es el último y sentarte, o no, donde quieras. Para cenar me he metido en un sitio que estuve la otra vez y que hacen la carne estilo Tokensu, que está de muerte y luego tienes arroz, sopa de miso y verdura gratis todo  las veces que quieras. Al terminar me he venido al ryokan y ahora, en cuanto termine al sobre, que estoy molido y encioma hace un calor, que ya veremos esta noche...

En fin, mañana tal vez más, primer día en serio que aprovecharé para moverme por Kyoto.







1 comentario:

Aditu dijo...

Mola más leer tus crónicas con fotos al lado, das más envidia, pero es mejor :P

Disfruta :abr: